La prestación extraordinaria de cese de actividad regulada en el RD-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, y prorrogada por tanto por el Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio, de medidas sociales de reactivación de empleo y protección del trabajo autónomos y de competitividad del sector industrial como por dl Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo, puede plantearnos la duda de si este tipo de prestación debe estar incluida en la próxima declaración de la renta del año 2020.

 

Esta prestación es objeto de tributación en el IRPF del beneficiario, aunque la Mutua correspondiente no haya retenido nada en el momento de pago de dicha prestación, por tanto, se debe declarar en el momento de confeccionar la declaración de la renta correspondiente al año 2020.

 

No se trata de un ingreso procedente de la actividad económica, no es un rendimiento de actividades económicas, por tanto, no debe incluirse como un ingreso en el modelo 130.

 

Se trata de un rendimiento del trabajo y será objeto de tributación, mediante la escala general del impuesto, con una fiscalidad menor y mas progresiva. Además, esta prestación tiene asociado la exoneración del pago de las cotizaciones de la seguridad social y, por ello, no se incluye ni en los pagos fraccionados ni en la declaración de la renta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¿Alguna consulta?
Powered by